Marcha por nuestras vidas

Nuestra comunidad de Hazleton fue partícipe de la marcha nacional en contra de la venta de armas a menores de edad, sobre todo, la venta indiscriminada de armas de guerra sin un chequeo previo del récord médico del comprador.

Cada vez que ha ocurrido una masacre, posteriormente las autoridades han determinado en la mayoría de los casos, que el perpetrador tenía récord médico de algún hospital de salud mental y que, a pesar de ello, algunas tiendas que expenden armas de fuego, le habían vendido decenas de armas.

La marcha fue coordinada por el Centro Comunitario (HIP), que unió a más de 3000 personas, que acompañaron a los jóvenes en este recorrido que inició en el centro comunitario, localizado en la calle 4 con Haye, bajando por la calle Wyoming, atravesando la calle Broad y subiendo por la calle Church hasta el parque Columbus donde los jóvenes se congregaron junto a otras personas de la comunidad para hablar sobre la razón de la marcha.

La marcha organizada por jóvenes de esta comunidad culturalmente diversa, concitó el apoyo de muchos adultos, que apoyaron esta esta iniciativa de carácter nacional. En otras ciudades de varios estados, hubo marchas multitudinarias siguiendo el mismo propósito y donde los jóvenes estudiantes a una voz, pidieron a los legisladores en el Congreso, una legislación que prohíba la venta de armas de fuego a menores de edad.

Algunos jóvenes mostraron solidaridad con lo ocurrido en una Parkland, una escuela de la florida donde en el mes de febrero, un joven armado mató a 17 de sus compañeros de clase y profesores en una escuela y cambió el curso de sus vidas.

Como el estado de la Florida a raíz de la masacre aprobó que los profesores y personal de las escuelas puedan portar armas, muchos estudiantes de diferentes estados han manifestado el repudio de este tipo de medida, porque la consideran improcedente. “Lo mejor es que haya una ley que prohíba la venta de armas a menores”, dijo un estudiante de Hazleton.

“No queremos armas en las escuelas. Escuela y armas no son parte de una misma oración”, dijo Luis Hiraldo Eufracio, un estudiante hispano quien dirigió algunas efusivas palabras al público presente en el parque Columbus.

El presidente Trump, después de la masacre en Florida había dicho que había que regular las ventas de armas a menores, pero días después dijo que era mejor armar a los profesores en las escuelas. Creo que esto último, fue lo que motivó la marcha nacional, cuyas consignas en inglés y español fueron: #For our lives, #Por nuestras vidas.

Comparte con otros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *