Rosanna Gabriel: su trabajo en el Centro Comunitario de Hazleton

Por  Eddy Ulerio

 

Rosanna Gabriel, es la actual asistente de director en el Centro Comunitario de Hazleton. Es de origen dominicano, específicamente de la ciudad de San Francisco de Macorís, localizada en la región norte del país.  Lleva casi 5 años trabajando en el Centro Comunitario, incluido los 6 meses que permaneció como trabajadora voluntaria.  Primero fue contratado como secretaria recepcionista, pero con la llegada del actual director Ben Medina en el 2015, fue promovida como asistente del director.

De acuerdo a Rosanna al igual que muchos inmigrantes, ella decidió venir a vivir a Los Estados Unidos buscando nuevas oportunidades, sobre todo, pensando en el futuro de su hijo.” Yo había venido al país de vacaciones en varias oportunidades y en mi último viaje, vine a conocer a Hazleton y no me gustó mucho, porque era muy tranquilo”, dijo Rosanna.

“Antes de llegar a vivir a ciudad, mis amistades me dijeron por teléfono que habían puesto un centro donde se estaban impartiendo algunos cursos para niños y como yo tenía a mi hijo inscrito en República Dominicana en natación y clases de piano, pues me motivé a establecerme en esta ciudad en el 2013  y vine al Centro a buscar información sobre los cursos que estaban ofreciendo y inscribí a mi hijo para  basquetbol y el curso  de lectura, este último con la finalidad de que el niño practicara su inglés”, dijo Rosanna.

Alguien le había dicho a Rosanna que, si quería, podía ofrecerse como voluntaria en el Centro y así lo hizo. A principios donaba algunas horas, luego 4 horas y posteriormente era el día completo. Para ella, poder ayudar era algo gratificante, porque ella, venía de trabajar del programa de alfabetización que implementó el gobierno dominicano. Ella recuerda que la única persona que tenía un sueldo era el director, después todos los demás trabajos, eran realizados por voluntarios.

“Después del director que era el único empleado, todos los demás éramos voluntarios. Yo hacía cualquier cosa donde me necesitaran, desde limpieza, cuido de niños, ayudar con los materiales, atendiendo el teléfono, etc. Como no había nadie en la oficina, me fui quedando en esa área, contestando llamadas, dándole informaciones a la gente. Al cabo de dos meses, solo estaba fija en la oficina”, dijo Rosanna.

Después de 6 meses de trabajo como voluntaria, los encargados le dijeron que el Consejo de Directores estaban de acuerdo en crear la posición de secretaria que, si ella estaba interesada, pues podían ofrecerle ese puesto. “Cuando me hablaron de la posibilidad de trabajar en el Centro, yo ya estaba buscando trabajo en otros lugares; pero me fascinó la idea y no dudé en aceptar”, dijo Rosanna.

“Me gusta el trabajo del centro, porque cada día conozco a alguien nuevo, puedo ayudar a alguien. A veces yo ayudo a personas en cosas que no tiene que ver con la descripción mi puesto. Por ejemplo, desde cómo alquilar una casa, cómo inscribir a un niño a la escuela, dónde buscar trabajo, dónde conseguir un doctor gratis o barato, dónde puedo ir para solicitar un servicio, etc. Son informaciones que están fuera de lo que debo hacer en el centro, pero le oriento en lo posible. Cuando llega una persona sin orientación, como perdida y luego uno ves que ha podido salir adelante, me llena de satisfacción”, dijo Rosanna.

Para Rosanna el centro ha tenido un crecimiento enorme a nivel de programas y hay más empleados. Hay instituciones que nos ayudan en la parte logística y económica y contamos con más voluntarios.

“En el comienzo, el primer director tenía que romperse en cinco para garantizar que el centro estuviera abierto el día entero porque, aunque había algunos voluntarios, no siempre podían ayudar en ciertos horarios, debido a sus compromisos personales. Como centro, empezamos un programa de After School (después de la escuela) de pocos niños.

Ahora ese programa tiene la capacidad hasta de 100 niños. También trabajamos con una institución que le da la bienvenida a los nuevos residentes con un kit informativo que les ayuda a conocer las instituciones donde ellos pueden dirigirse a buscar informaciones, así como lugares de ayuda”, concluyó Rosanna.

Latino News

info@latinonewspa.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − 6 =