El panorama político hispano local

Durante los últimos 5 años, a través del editorial de este periódico, siempre he insistido en la importancia de que como comunidad hispana decidamos ocupar cargos públicos en el gobierno local y en otras instancias sociales, para que podamos tener incidencia en las decisiones económicas y políticas que influyen en el desarrollo de nuestra ciudad.  Es entendible, que por las tantas horas de trabajo que dedica la gente en sus negocios y en las factorías, no quede aliento ni tiempo para participar en reuniones, actividades políticas y comunitarias.

A pesar de eso, en el pasado reciente ha habido postulaciones de algunos hispanos que dan muestra clara de que hay gente que se preocupa por representar nuestra comunidad. Si bien es cierto que no han obtenidos los votos necesarios para ganar en las elecciones primarias de los partidos, no menos cierto, es que esas iniciativas se han convertido en semillas que poco a poco han ido germinando y en un determinado momento darán sus frutos. Ciertamente ha habido un despertar hispano que se traduce en la necesidad de ser proactivos, para obtener importancia y respeto.

La falta de liderazgo y planificación en el Distrito Escolar, ha agudizado una crisis que se ha venido encubando en los últimos años  y que recientemente desembocó en un mal manejo de una riña entre estudiantes que involucró a un policía escolar; da cuenta de la falta de sentido común que poseen las autoridades escolares, que siempre optan por “resolver” las situaciones con medidas paliativas,  que solo crean situaciones de confrontación como la evidenciada en el Rally público, realizado el pasado 13 de febrero frente a la oficina administrativa en contra de la brutalidad policial dentro de las escuelas.

Es tan pobre el liderazgo que exhiben las autoridades educativas, que se limitan a encontrar como culpables a las estudiantes envueltas en la situación que detonó la falta de profesionalidad de los policías escolares. Nadie justifica ningún entuerto entre estudiantes y se entiende que haya un castigo por violar las reglas de la institución. Pero es importante que se entienda, que a las reacciones le preceden siempre un conflicto que empieza en el salón de clase y que hay situaciones que se pueden evitar si en las escuelas, hay consejeros que se dediquen a tratar con los estudiantes y conocer sus necesidades.

Es muy simple condenar a los estudiantes y decir que no respetan o no tienen educación y que el exceso de fuerza empleada por el policía escolar en contra de una menor, es justificable, porque si ella no interviene a separar a su hermana, el maltrato no le hubiera ocurrido. Este razonamiento simplemente es inaceptable y se usa como argumento para desviar la atención pública de los problemas reales que tiene ese Distrito Escolar.

Este año, 4 candidatas hispanas buscan ser elegidas en el Distrito Escolar. Hay dos candidatos al concejo de la ciudad de Hazleton y un candidato al concejo de West Hazleton.  Esto demuestra que ya a partir de ahora, cada año, vamos a tener varios candidatos hispanos con deseo de representar a su comunidad. Es importante que, como comunidad, apreciemos el interés de nuestros candidatos y elijamos a los nuestros, si queremos provocar un cambio positivo en las cosas que realmente nos afectan como comunidad.

 

Eddy Ulerio

Editor

Latino News

info@latinonewspa.com