English only

Como una manera de mantenerse blindados ante ese crisol de “culturas extrañas” y como un símbolo de mostrarse a sí mismos que tienen aún el dominio; no es de estrañar que a pesar de que en Los Estados Unidos, no existe un idioma oficial, muchos estadounidenses se molesten cuando van a un lugar público y escuchan a algunas personas  hablando español.

Hay quienes, cegados por ese sentimiento sin nombre,  les han pedido a esas personas que solo hablen inglés, con el argumento de que vivimos en América y aquí ese es el idioma que se debe hablar.

A parte de la ignorancia y el irrespeto, hay una frustraccion y un deseo de imponer su lengua como simbolo de superioridad,  de que te puedes quedar en el pais, porque me entiendes y te entiendo. La verdad es que se ha descubierto que detras de ese discurso, hay racismo y un profundo desprecio de la cultura que no se conoce, que no se entiende. Aquella que es la que debe “asimilarse” a la nuestra, abandonando todo lo que trae consigo.  Es algo que se evidencia, cuando a sabiendas de que esos mismos hablantes, hablan tambien ingles, pero han preferido hablar espanol, porque viven en un pais democratico, donde existe la libertad de expresion, donde se hablan muchos idiomas distintos.

Cuando la semana pasada, en un restaurant de  la ciudad de New York, el abogado Aaron Schlossberg amanezó a dos mujeres que estaban hablando espanol con llamar al Servicio de Inmigración, sino no dejaban de hablar espanol.  Lo que llama a la atencion de esa actitud es que él como abogado o ciudadano,  él asume automáticamente  que todo el que habla espanol, vive ilegalmente en este país.

No es difícil entender que vivimos en un país de inmigrantes y desde su fundación, siempre se han hablado distintos idiomas aunque en un momento, el inglés fue el idioma oficial, pero ya no lo es. La gente por muy nacionalista que se sienta, debe dar ese salto mental y asumirse como como parte de este meltin pot (crisol de razas) y luchar con otros por el mejoramiento de las condiciones de vida, por el respeto de las ideas políticas y religiosas, por el derecho de todos, a vivir en una nación fundada y sostenida por inmigrantes.

Por Eddy Ulerio

 

Latino News

info@latinonewspa.com