Hazleton vuelve a ser una ciudad diversa

Por Eddy Ulerio

Hablar hoy de diversidad en Hazleton, es remitirnos al encuentro de culturas que se originó a mediados del siglo XIX y que enriqueció culturalmente a la región; aún con las diferencias entre los grupos predominantes.

Para los inmigrantes europeos que vinieron al Nuevo Mundo con deseos de labrarse un futuro para ellos y sus hijos, no les resultó tarea fácil. El trabajo en las minas de carbón significó un empleo seguro, pero a la vez, fue el sometimiento a un tipo de servidumbre, de trabajos forzados y sin derecho a reclamar ningún tipo de beneficios. Fue una época oscura, donde muchas familias perdieron algún miembro, donde el sueño se convirtió en una pesadilla. El tiempo ha podido subsanar las heridas y aún la memoria fermentada de los más viejos, donde los recuerdos taladran el alma, se conforman al menos con saber que sus nietos y biznietos viven de un modo distinto.

El hecho de constatar que siglo y medio después, Hazleton ha vuelto a tener una diversidad cultural es darnos cuenta de que la historia es cíclica y que cada cierto tiempo, se repiten los mismos hechos (por supuesto, con diversos actores), pero que en la mayoría de los casos, no hemos aprendido nada. Una y otra vez, repetimos los mismos errores, porque seguimos creyendo que “lo otro” es lo que no permite la armonía y la tranquilidad de antaño.

La verdad es que el mundo cambió y muchos de nosotros, tendemos a volver a la época donde tuvimos mayor seguridad (un claro engaño de los sentidos), pero no nos percatamos que al hacer eso, solemos juzgar con criterio del pasado, el presente y eso es un error. Si nos quedamos con la visión de un pasado idílico, perdemos el presente y no luchamos para cambiar las cosas negativas que suceden en una ciudad que ha experimentado un crecimiento desorbitante en pocos años.

Latino News

info@latinonewspa.com