La caravana de migrantes un reto para EE.UU.

Más de 2000 inmigrantes centroamericanos han llegado a Tijuana, México en estos días. A pesar de los trabajos que han pasado en el trayecto hasta México pero no significa que su calvario haya terminado. Por su parte, la  población de Tijuana los discrimina y los migrantes no se sienten seguros en suelo azteca. Las autoridades mexicanas sienten preocupación y advierten que  los albergues que tienen disponibles para ellos, ya están en el tope.

Es una situación difícil para los inmigrantes porque, aunque ya han llegado a la frontera con Estados Unidos, deben procurar ir a los puntos de chequeo para solicitar asilo.

El gobierno de Trump, ha instruido a los militares que se encuentran en la frontera, que detengan a todos los inmigrantes que intente entrar ilegalmente a este país, para posteriormente enviarlos a sus países. En ese sentido, perderían la oportunidad de ser considerados para asilo.

En muchos casos, hay inmigrantes que podrían calificar para el asilo. Muchos de ellos huyen del error de la delincuencia de esos países. Perseguidos por grupos de criminales y otros, despreciados por su orientación sexual.

Los inmigrantes pretenden entrar a Los Estados Unidos, su propósito no es quedarse en México. Pero las autoridades de ese país, ha manifestado que tienen vacantes de empleos tanto para mexicanos como para extranjeros.  Los inmigrantes agradecen a México el gesto, pero muchos entienden que quedarse en ese país es casi igual que vivir en Honduras o Guatemala.

Este éxodo de inmigrantes pone a este país en una encrucijada. Estados Unidos es un país de inmigrantes y uno de sus fundamentos es ayudar a otros países. Aunque el presidente tronó cuando se enteró de la primera caravana que salió de Honduras el pasado 12 de octubre. Dijo que esos migrantes solo venía a este país a cargar el sistema y a tomar los puestos de trabajo de los ciudadanos estadounidenses.

Sin embargo, la necesidad de los migrantes supera cualquier voz agorera; porque solo tienen una opción, quedarse y morir o intentar llegar a este país y recibir el asilo. El trayecto ha  sido muy duro para los migrantes. Ampollas en los pies, frío, hambre, cansancio, llanto de los niños, entre otras situaciones. Ojalá que  la administración Trump, revise los casos y conceda asilo a todos los migrantes que se verifique que sus vidas corren peligro si regresan a sus países de origen.

 

Eddy Ulerio / Latino News

 

Latino News

info@latinonewspa.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 4 =