La visión debe amarrarse a una estructura

No siempre se está a la altura a las expectativas de la gente. Entiendo que para lograr algo común, es necesario despertar el interés de una colectividad, para que asumiendo sus potenciales beneficios; pueda ser parte de los trabajos previos que garanticen ese resultado.

Desde fuera la gente suele ser muy crítica de los procesos, del modo y orden en que se deben realizar las cosas. Hay quienes se blindan para no ser supuestamente salpicados por liderazgos frontales o modos coordinados de trabajar.

A veces se hace difícil crear algo fuerte, cuando solo se intenta capitalizar el despertar de una población; obviando las estructuras, que son las que deben crear la zapata de un proyecto a largo plazo.

Parte del desarrollo de las comunidades, está íntimamente ligado al esfuerzo del trabajo coordinado y al enfoque común. Andar desparramados en proyectos disimiles, no crea visión de conjunto.

Siempre es bueno que la gente pueda vivir sus propias experiencias, pues sólo así; se es capaz de mirarse y juzgarse desde la realidad y no desde la percepción que tenía del trabajo y de las posibles desavenencias que veía en los otros.

Organizar a personas en un objetivo común, no es tan fácil como se puede pensar desde fuera.  Cuando se da el paso de pasar de lo pasivo a lo activo, se tiene una idea más clara de las problemáticas y de las cosas que se necesitan para articular un proyecto continuo.  También se derriba el mito de que los conflictos son evitables, procurando más bien, el consenso, para evitar más conflictos.

Lo importante es poder aprender alguna lección de ese proceso de empoderamiento que requiere mucha madurez y grandes deseos de que al final, todos nos podamos beneficiar de las conquistas o de la organización de cualquier grupo económico o social que surja de esas iniciativas.

Latino News

info@latinonewspa.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 3 =