Un mal precedente

La política trata sobre la organización de las sociedades humanas, en especial en todo lo que tiene que ver con los países o estados.  Sin embargo, este término ha sido cualquierizado por los malos políticos que echan sus promesas en sacos rotos, una vez que consiguen la posición que buscan.

Tal vez por eso, es que cuando la gente común se refiere a la política, tiene una idea negativa de ella. No debiera ser así, porque el término política, no es proporcional a los políticos. Esto se debe a que no todo el que aspira, cree en los fundamentos de la política y por la misma razón, no va al puesto a realizar ninguna función pública de servicios, que no sea la de servirse así mismo y a los intereses de los amigos que les financiaron o ayudaron a llegar a la posición. Pero a saber, no existe ni habrá una sociedad que avance sin política.

Con el cierre parcial del gobierno de Trump, lo que vemos es una cortina de humo, en un intento fallido de desviar la atención pública del asunto de Rusia, las declaraciones de su ex abogado y otras inconsistencias en el manejo de la cosa pública. No es lo mismo llegar a una posición anhelada si no se cuenta con la capacidad política de responder a las exigencias que demanda tal posición.

Es una falta de responsabilidad de un mandatario, apelar al chantaje para que le aprueben una propuesta irracional de la construcción de un muro con un valor de 5 mil millones de dólares, sobre todo, porque tal acción, no va a resolver el problema de la inmigración irregular en la frontera con México. Inflar las cifras de los supuestos crímenes cometidos por indocumentados, para decir que se debe declarar el país en una emergencia nacional; es un absurdo que solo busca cumplir una de sus promesas de campaña a su base de votantes.

El muro no va a resolver el problema de la inmigración ilegal.  Pero lo que llama a la atención de todo esto, es que el poder ejecutivo, no puede pretender que el poder legislativo se arrodille a sus demandas. Este no es un asunto de partido, es de sentido común.

Tal vez lo que ayudaría a dar pasos más concretos y definitivos, es la aprobación de una reforma migratoria integral sin efectos retroactivos.  No se debe seguir posponiendo una solución para millones de personas que tienen toda su vida viviendo en este país.

El tema del cierre parcial del gobierno, tan solo demuestra un intento de imposición de posturas partidarias, el pueblo es tan solo un pretexto de defensa, para validar cualquier acción que va en detrimento de los valores con los que fue erigido este país.

 

Eddy Ulerio

Editor

 

 

Latino News

info@latinonewspa.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco − 1 =