Usemos los servicios útiles disponibles

Cada día el mundo va avanzando en todas las áreas del saber humano y cada vez hay cosas que son convenientes hacer de ciertas maneras ya que nos ahorran mucho tiempo y dinero si no seguimos haciéndolas como antes. Te presentaré algunas actividades que algunas personas hacen y que, si meditaran un poco, cambiarían el método o forma que usan para lograr sus metas.

En primer lugar, hay objetos, dispositivos, ropa, ciertas comidas, medicamentos y otras cosas que a veces necesitamos, por lo que salimos de la casa y visitamos muchas tiendas. Es posible que viajemos varias millas en la búsqueda de eso que queremos. Se gasta combustible, tiempo, y de acuerdo al clima sudamos mucho o nos enfriamos grandemente. Todo eso se puede evitar si hacemos las comprar en línea, o sea, por internet. Y eso que queremos nos llega a la casa en pocos días.

Benjamin Franklin Arias

En segundo lugar, si tenemos un negocio, hablamos con nuestros clientes en persona o por teléfono y, según el pedido que nos hacen, les llevamos a su casa ese artículo. A veces nuestros clientes viven a cierta distancia que nos tomaría mucho tiempo en llegar. Podríamos entonces enviar la mercancía por correo usando uno de los servicios rápidos, como la correspondencia de prioridad. De esta manera se reducen los gastos.

En tercer lugar, cuando hacemos algunos negocios, muchos de nuestros clientes hacen varios pagos por el articulo o artículos que nos han comprado. A veces es necesario ir varias veces a su casa lo que nos quita mucho tiempo. Por lo tanto, sería útil que la persona que adeuda use una de tantas aplicaciones en su celular para hacer esos pagos. Con esas aplicaciones se hacen los pagos en cuestión de segundos y así evitamos tantos viajes para cobrar en persona. Como dice la frase: “El tiempo es dinero”.

En cuarto lugar, hay instituciones que nos piden que llevemos ciertos documentos o copias de nuestros certificados de estudios o de otra índole. Es posible que esas oficinas estén muy distantes de nosotros, por lo que, si ellos están de acuerdo, se pueden enviar por fax o escaneados por correo electrónico. Esta es otra forma de ahorrar tiempo y dinero. En caso de que haya que llevarlos en persona tendríamos que manejar, pero si nuestro carro tiene problemas, con cierta aplicación en nuestro celular podemos contactar un taxi y pagar al instante, si el precio es conveniente.

En conclusión, como podemos ver, son tantas las herramientas que tenemos a nuestra disposición hoy en día, que nos hacen la vida más fácil y más económica. Ya es hora de que pongamos en práctica muchas cosas que nos ahorrarían una grandiosa cantidad de tiempo y dinero. Me siento a veces un poco mal al ver a ciertas personas que no se actualizan de acuerdo a los avances tecnológicos de hoy en día. Por lo que es mi consejo de que usemos los servicios útiles disponibles.

 

Benjamín Franklin Arias

Educador, Teólogo y Escritor benjamín.arias@wilkes.edu

Deja un comentario