Presidente de Colombia lanza advertencia a exjefe de FARC que firmó la paz

AFP
Bogotá

El presidente de Colombia, Iván Duque, dijo el lunes que actuará sin contemplaciones contra un exjefe de las FARC que firmó la paz – cuyo paradero es un misterio -, en caso de que se compruebe que reincidió .

El mandatario endureció su posición frente a Hernán Velásquez (El Paisa), tras la decisión del otrora líder guerrillero de no comparecer ante el sistema de justicia creado para juzgar crímenes cometidos durante medio siglo de conflicto armado.

“Yo espero que la justicia especial haga un llamado contundente para que El Paisa se presente como debe ser, personalmente. (…) Si está cometiendo actos criminales y hay una nota criminal en la fiscalía vamos a proceder a su captura sin ningún tipo de contemplaciones”, declaró el mandatario a Blu Radio.

La Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) le solicitó a Hernán Velásquez (El Paisa) y otros 30 excomandantes que reiteraran su compromiso con el pacto e informaran sobre sus actividades tras la firma del histórico acuerdo en 2016.

El plazo otorgado en septiembre por la JEP venció el 23 de octubre y el único en no reportarse fue el El Paisa.

El 7 de diciembre la JEP solicitó al ministerio de Defensa determinar la ubicación del excombatiente e investigar si retomó las armas tras perder el rastro de su paradero.

Sospechoso de múltiples asesinatos y secuestros, Velásquez, quien comandó una de las fuerzas de élite de la disuelta guerrilla marxista, abandonó hace varios meses una zona selvática del sur del país donde llevaba a cabo su proceso de reincorporación social y económica. El Paisa dejó la zona junto con el exnegociador de paz Iván Márquez, alegando incumplimientos de lo pactado y falta de garantías jurídicas y de seguridad tras la captura con fines de extradición de Jesús Santrich, acusado en Estados Unidos de narcotráfico, en abril.

Versiones de prensa y analistas del conflicto han advertido que exguerrilleros, incluidos mandos medios, se han sumado a las disidencias de la exguerrilla – que cuentan con un ejército de 1.600 combatientes, sin mando unificado – o huido a Venezuela.

Duque asumió el poder el 7 de agosto con la promesa de modificar lo pactado por considerarlo indulgente con los rebeldes, aunque aún no ha explicado el alcance de las reformas que propone.

El pacto de paz que dio origen a la JEP prevé otorgar penas alternativas a la cárcel a quienes confiesen sus crímenes, reparen a las víctimas y se comprometan a nunca más ejercer la violencia, sean guerrilleros o militares.

Latino News

info@latinonewspa.com