Acuerdo entre la UE y EE.UU.

EFE
Washington

El presidente de EE.UU., Donald Trump, y el de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, sellaron ayer una tregua, que rebaja las crecientes tensiones comerciales de los últimos meses y que incluye el compromiso mutuo de avanzar juntos hacia una situación de “cero aranceles”.

“Este es un gran día para el comercio libre y justo”, dijo Trump en una comparecencia improvisada junto a Juncker en la Casa Blanca, al anunciar el compromiso mutuo para trabajar en busca de “cero aranceles, cero barreras no arancelarias y cero subsidios a los bienes industriales no automotrices”.

El mandatario de EE.UU., quien ha defendido su agresiva agenda de proteccionismo comercial como una manera de defender la industria nacional, aseveró: “Estamos comenzando la negociación ahora mismo pero sabemos muy bien hacia dónde va”.

Por su parte, el presidente de la CE celebró el acuerdo comercial alcanzado, que contempla la reducción de los aranceles por ambas partes y relaja las fricciones bilaterales de los últimos meses, pero deja aún mucho trabajo por delante.

“Teníamos la intención de lograr un acuerdo, y logramos un acuerdo hoy”, afirmó Juncker tras su encuentro con Trump en el Despacho Oval de la Casa Blanca.

El arreglo establece de manera genérica que la UE importará más soja de EE.UU., así como gas natural líquido para “diversificar” sus fuentes energéticas y reducirá algunos de los aranceles industriales.

Asimismo, incluye la “resolución” de los gravámenes impuestos por Trump del 25 % al acero y del 10 % al aluminio europeo, que desataron la escalada comercial entre Bruselas y Washington, aunque no se precisa una fecha límite.

Latino News

info@latinonewspa.com