Michael, con vientos cada vez más fuertes, se adentra en el Golfo de México

EFE
Miami (EEUU)

El huracán Michael se adentró en la parte suroriental del Golfo de México y avanza con vientos máximos reforzados a 100 millas por hora (155 km/h) en dirección nornoroeste, informó el Centro Nacional de Huracanes de EE.UU.

Michael mantiene todavía una distancia de unas 350 o 400 millas (563 y 643 km) con la costa oeste de Florida, donde se espera que toque tierra el miércoles en algún punto del noroeste de ese territorio con categoría de huracán mayor.

Según el boletín más reciente del Centro Nacional de Huracanes (NHC), con sede en Miami, el huracán, actualmente de categoría 2, la menor en la escala Saffir-Simpson, está a unas 395 millas (635 km) al sur de Panama City y a unas 365 millas (590 km) al sur de Apalachicola, ambas localidades en Florida.

Se mueve a unas 12 millas por hora (19 km/h), la misma velocidad que tenía el lunes por la noche.

El NHC retiró una advertencia de tormenta tropical para la provincia cubana de Pinar del Río (en el extremo occidental de la isla), donde se sienten todavía los últimos coletazos de Michael.

Se mantienen, sin embargo, avisos y advertencias de varias categorías para toda la costa oeste de Florida, parte de la costa de Alabama y zonas de Misisipi y Carolina del Sur.

El patrón de trayectoria del huracán indica que el ojo de Michael se desplazará hoy hacia la parte oriental del Golfo de México en dirección norte y el miércoles tocará tierra en la zona del “Panhandle” o del “Big Bend”, la esquina noroccidental del estado, y luego cruzará debilitado el sureste de EE.UU.

Antes de llegar a tierra la fuerza de sus vientos aumentará, señaló el NHC.

Entre los mayores peligros que entraña Michael para zonas pobladas esta la combinación de una fuerte marejada ciclónica con la marea, que puede provocar una subida del nivel del mar y por consiguiente inundaciones en zonas costeras, advierte el NHC.

En algunos puntos de la costa floridana la subida puede alcanzar hasta 12 pies (3,66 metros).

Eso unido a fuertes vientos e intensas lluvias hace necesario tomar precauciones y prepararse convenientemente para proteger la vida y la propiedad, agrega.

La probabilidad de que se presenten tornados se incrementará a partir de esta noche no solo en el noroeste y todo el norte de Florida, sino en la parte sur de Georgia.

El gobernador de Florida, Rick Scott, anunció el lunes que las oficinas públicas de los 35 condados del estado que fueron declarados en estado de emergencia permanecerán cerradas de martes a jueves.

Además pidió al presidente de EE.UU., Donald Trump, que declare un estado de emergencia federal previo a la llegada de Michael con el fin de poder contar con recursos federales de asistencia.

Latino News

info@latinonewspa.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − catorce =