Trump suaviza el tono con Turquía y expresa deseo de “trabajar conjuntamente”

EFE

WASHINGTON.- El presidente de EE.UU., Donald Trump, suavizó hoy lunes el tono con Turquía, aliado de la OTAN, con la que quiere “trabajar conjuntamente”, un día después de amenazar que la “arrasará económicamente” si ataca a los kurdos dado el inicio de la retirada de tropas estadounidenses de Siria.

“El presidente Trump habló con el presidente (de Turquía, Recep Tayyip) Erdogan hoy. Los dos líderes discutieron varios asuntos bilaterales, incluida la cooperación en marcha en Siria a medida que las tropas de EE.UU. comienzan a retirarse”, señaló un breve comunicado divulgado por la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders.

En la conversación, según la nota presidencial, Trump “expresó su deseo de trabajar conjuntamente para encarar las preocupaciones de seguridad de Turquía en el noreste de Siria mientras que subrayó la importancia de que Turquía no maltrate a los kurdos y a otras fuerzas democráticas sirias con las que EE.UU. colabora para derrotar al Estado Islámico”.

El tono conciliador suponía un notable cambio de registro frente a lo expresado apenas horas antes por el mandatario.

“Arrasaremos a Turquía económicamente si atacan a los kurdos”, dijo Trump en un mensaje en su cuenta de Twitter en la noche del domingo, al tiempo que añadía: “Del mismo modo, no quiero que los kurdos provoquen a Turquía”.

La versión turca de la conversación hoy entre ambos líderes ofreció más detalles al asegurar que habían barajado la posibilidad de crear una franja de seguridad en la frontera turcosiria, en el marco del debate de la futura actuación turca en Siria tras la retirada de las tropas estadounidenses.

“Nuestro presidente ha expresado a su homólogo su satisfacción por la decisión de la retirada de Siria y le ha recordado que, en este marco, está dispuesto a prestarle todo el apoyo como aliado de EE.UU. en la OTAN”, señala un comunicado de la Presidencia turca.

“Nuestro presidente y Trump también evaluaron la posibilidad de establecer, sobre los fundamentos de la integridad territorial de Siria, una franja de seguridad en el norte del país, que esté limpia de terrorismo”, añade el comunicado.

El ministro de Exteriores turco, Mevlüt Çavusoglu, ya había comentado previamente la sugerencia de Trump, realizada ayer en Twitter, de establecer una franja de seguridad de 32 kilómetros en el norte de Siria.

El mandatario había lanzado esta idea como alternativa a una operación militar turca contra las milicias kurdosirias Unidades de Protección del Pueblo (YPG), aliadas de EE.UU. pero consideradas terroristas por Turquía.

Tras diversos episodios de tensión desde la llegada de Trump a la Casa Blanca en 2017, las relaciones entre Washington y Ankara se habían reconducido en los últimos meses por lo que el mensaje de la noche del domingo del mandatario sorprendió por su contundencia y recordó el anuncio de sanciones comerciales contra Turquía el pasado año, que provocó fuertes caídas de la lira turca.

“Los socios estratégicos no hablan a través de Twitter. Hemos dicho repetidamente que no tendríamos miedo ante ninguna amenaza. No se puede llegar a ninguna parte amenazando económicamente a Turquía”, subrayó Çavusoglu esta mañana en una rueda de prensa en Ankara.

El Gobierno turco ha manifestado que considera que Trump es sincero en su intención de retirar a los militares estadounidenses de Siria, pero que está rodeado de altos cargos, como el asesor de Seguridad, John Bolton, que intentan disuadirlo de ello.

Por el contrario, las milicias kurdas recelan de esta retirada ya que consideran que el grupo terrorista EI no ha sido vencido por completo y también temen quedarse en una situación de indefensión ante las amenazas de Turquía.

Estados Unidos comenzó este sábado los procedimientos para retirar a sus 2.000 soldados actualmente desplegados en Siria.

Latino News

info@latinonewspa.com