Cómo manejar correctamente nuestras finanzas

Por Benjamín Franklin Arias, Ph.D.

benjamín.arias@wilkes.edu

 

¿Tienes un empleo o un negocio propio? Con cualquiera de los dos estas generado ganancias de dinero. Ese dinero lo usarás por una o dos semanas o por todo un mes, dependiendo como te paguen o cuanto ganes. Se supone que sabes los gastos fijos que tienes en los servicios de la casa o de tu negocio.

Es recomendable tener por escrito un presupuesto, el cual debe contener, en primer lugar, la cantidad de dinero que te ganas y, además, una lista de los gastos rutinarios que se hacen para mantener la casa o el negocio. Entre ellos, el pago de alquiler o pago de casa y el seguro a un banco que la financió, pago de electricidad, agua, recolección de basura, pago del carro, seguro del carro, tarjeta de crédito, entre otros pagos de las cosas que se hayan comprado para pagarlas a plazos.

Algo también muy importante en el presupuesto es agregar los gastos de comida, medicamentos, visitas médicas, salón de belleza, barbería, cambio de aceite al carro, compras de otros artículos necesarios para la casa, entre ellos jabón para la higiene, jabón para lavar la ropa, pasta dental, la compra de algunas ropas, donaciones a la iglesia en que te congregas, gastos para diversión, como ir al cine, restaurante y viajes vacacionales.

Como podemos ver, son muchas las áreas en que tenemos que usar nuestro dinero ganado con mucho esfuerzo. A veces no podemos cubrir todos los pagos en que incurrimos ya indicados arriba, por lo tanto, se hace necesario que sepamos cómo manejar de una forma efectiva nuestras finanzas.

Como se dijo anteriormente, lo primero que debemos hacer es un presupuesto por escrito. De esa manera tenemos claro dónde vamos a usar de manera rutinaria nuestras entradas. Ese presupuesto debe ir de acuerdo a nuestras entradas. O sea que, si ganas 2,000 dólares al mes, el presupuesto no debe pasarse de esa cantidad. De lo contrario, debe quedar algo para los ahorros, si es que queda algo, ya que a veces falta algo más de lo que ganamos para cubrir todas nuestras responsabilidades.

Es posible que en una semana, quincena o mes no podemos hacer cierto pago, se deja para la próxima. Recordemos que al hacer pagos tarde esto hace que nuestro crédito se afecte. Tener un crédito excelente es muy importante para adquirir muchas cosas necesarias para vivir de una manera más cómoda, entre ellas el financiamiento de un carro o la compra de nuestra primera o segunda casa.

Verdaderamente, cuidar nuestras finanzas, al saber usar nuestras entradas de dinero, es algo que debe tomarse muy en serio. Hay personas que mal gastan el dinero en cosas no necesarias, la cuales afectan la salud, como gastar en cigarrillos, alcohol, o en juegos de azar, entre ellos la lotería y los casinos. Hay personas que lo pierden todo al caer en la adicción a los juegos de azar, lo cual se llama ludopatía. También se pierde la buena salud al usar sustancias dañinas.

También, si no usamos bien nuestras ganancias, podemos perder el carro, el trabajo y hasta la vida. Hay negocios que hay que cerrarlos por la mala administración, ya que caen por falta de fondos y las deudas todavía siguen ahí, a menos que sean perdonadas en una audiencia en una corte al hacer una declaración de bancarrota. Hay personas que se desesperan y hasta cometen suicidio por no saber manejar su mala situación en la que han caído. Por lo tanto, para que todas estas pesadillas no lleguen a nuestras vidas, es sumamente recomendable que aprendamos cómo manejar correctamente nuestras finanzas.

 

Benjamín Franklin Arias

Educador, Teólogo y Escritor benjamín.arias@wilkes.edu