Cristianismo Verdadero

 

Muchas personas creen que ser Cristiano es muy sencillo, pero no es así. Por el solo hecho de ir a una iglesia cada semana, eso no nos hace Cristianos. Son muchas las características que debe tener una persona para llamarse Cristiana. Si aprendemos sobre lo que Cristo Jesús nos pide que hagamos, nos daremos cuenta de lo difícil que es para muchas personas ser Cristianas de verdad.

En primer lugar, Jesús nos pide que amemos a nuestros enemigos. Es posible que hayamos tenido algún problema con alguien y por esa razón no nos hablamos por mucho tiempo. De esa manera nos consideramos enemigos. ¿Te atreverías ir donde esa persona y perdonarlo o pedirle perdón por lo ocurrido? Debemos amar a nuestros enemigos y orar por ellos.  Jesús nos pide que perdonemos hasta 70 veces 7. No es fácil perdonar tantas cosas que nos hacen, pero es un mandato de Cristo Jesús. De la misma manera en que Dios nos perdona en incontables ocasiones, así debemos hacer nosotros con nuestros semejantes.

En segundo lugar, nos pide que guardemos sus mandamientos. Y aquí no se está refiriendo a los mandamientos ceremoniales o de sacrificios de animales para el perdón de los pecados, ya que Jesús se entregó a sí mismo como último sacrificio por toda la humanidad. Él se refiere a los mandamientos morales, los diez mandamientos, incluyendo el de guardar el sábado, como día santo. Si en verdad creemos en Dios y lo reconocemos como nuestro Padre, entonces debemos hacer todo lo que nos pide, según está escrito en la Biblia. La obediencia es lo más importante, ya que por la desobediencia es que estamos en este terrible estado. Todo empezó con Adán y Eva. Ellos no obedecieron al mandato de Dios, y por eso enfermamos y morimos. Por esa razón también, hay tantos problemas en el mundo.

En tercer lugar, Cristo Jesús nos pide que visitemos a los presos y a los enfermos. Esas personas en las cárceles y correccionales necesitan de nuestro apoyo y de nuestros consejos positivos. También los enfermos necesitan que les demos ánimo y esperanza para que tengan más fortaleza al enfrentar sus malestares.  Jesús nos pide que sanemos enfermos, que limpiemos leprosos y que saquemos demonios. Es verdad que no tenemos el poder de Jesús de hacer todo lo que El hizo, pero nos da la confianza de que también podemos hacerlo y mayores cosas podríamos hacer, dice El. Y, al pedirnos  que hagamos todo eso, también no pide que creamos en El y en su Padre que lo envió.

En cuarto lugar, nos pide que ayudemos a los necesitados. Jesús dice que así como ayudamos a los pobres es como hacérselo a Él. Si tenemos mucha comida y vemos a alguien que no tiene, es nuestro deber darle algo. Otra forma de ayudar es ir por todo el mundo haciendo discípulos y bautizándolos, y que ellos hagan lo mismo, convirtiéndose así en pescadores de hombres. Al considerarnos como Cristianos,  debemos llevar el mensaje del evangelio a los demás, ya sea en nuestra comunidad como en otras ciudades o países. O sea nos manda a que seamos misioneros con el mensaje y ayuda humanitaria.

Y en quinto lugar, nuestro Señor Cristo Jesús nos pide que oremos para que no caigamos en tentaciones. La oración es hablar con Dios. Es poner nuestros pensamientos en las cosas divinas. Es alinearnos con los preceptos de Dios. Es dar gracias por tantas bendiciones y pedir lo que necesitamos. Es cierto que somos Cristianos, no por las buenas obras que hacemos, sino por la gracia de Dios, por medio de la fe y cuando ya somos Cristianos es nuestro deber mostrar nuestra nueva vida haciendo el bien a nuestros semejantes. Santiago 2:18 dice: “Muéstrame tu fe sin tus obras y yo, por mis obras, te mostraré mi fe”. Todo lo expuesto arriba, es una mínimo forma de cómo podemos mostrar nuestra nueva vida. Espero que ahora tengas una idea sobre en qué consiste el Cristianismo Verdadero.

Benjamín Franklin Arias

Educador, Teólogo y Escritor benjamín.arias@wilkes.edu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce + 18 =