¿Sociedad en crisis o ciudadanía irresponsable?

No podremos negar, el interés que ponemos un grupo mínimo de ciudadanos por lo que está pasando en la sociedad. Partiendo de esa preocupación sobre la actitud de la sociedad hacia el mundo actual con toda su expresión; vemos muchas variables o señales que nos tienen que llevar a una preocupación mayor.

Hay un absurdo generalizado en la sociedad de hoy como si estuviéramos viviendo el fin de la historia. Podemos decir, ¿Llegamos al fin de la ética, de la moral y el amor?

Ya Zygmunt Bauman plantea y define esta situación como sociedad y modernidad líquida, que refleja este desinterés por la vida humana en toda una expresión, pero, sobre todo, esa actitud de indiferencia ante el sentido de la vida.

¿Qué hacer con esta sociedad enferma, que padece de un cáncer que cada día va haciendo más metástasis y se consume de tal manera, que mejorar su condición parecería imposible? ¿Será que llegamos a la auto negación como valor en nuestra condición humana como lo platea Rafael Álvarez en la Sociedad de la Nada? En fin, lo que estamos viviendo como individuo social, es la negación del sujeto como valor humano, convirtiéndonos en antropófagos (el lobo para el hombre).

¿Que nos queda en el pasar de los tiempos? ¿Que nos espera en los tiempos que vendrán? Como colectividad parecería difícil ponernos de acuerdo para encarrilar la sociedad por otros senderos. Hemos fracasando como institución social, pero en lo individual podemos hacer mucho más.

Decir cómo vivir cuenta, pero los resultados nos confrontan mucho más. Cambiar las conciencias para el cambio social es el camino más largo y tortuoso, pero es un camino seguro para construir humanidad.

Jacinto Sención Mateo

Filósofo y Escritor dominicano hostosculturas@hotmail.es