Venció el clamor del pueblo dolido y engañado

Por Dominga Valdez

El pueblo de Puerto Rico, acorraló con protestas y manifestaciones ininterrumpidas por más de 13 días al gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló Nevares llevándolo a la dimisión de su cargo, al cual estaba aferrado con uñas y dientes.

Pues el inquilino de la fortaleza, anunció anoche su forzada renuncia del cargo efectivo el viernes 2 de agosto del 2019 y aquel mar de gente que arropó las calle Fortaleza, del Cristo y aledañas, al escuchar el mensaje del gobernador, con banderas en manos se fundían en abrazos, gritos, lágrimas, orgullo, hermandad, justicia y poder, parecía que el Viejo San Juan iba a explotar, según las imágenes.

y anoche, se escribió un nuevo capítulo en la historia de la isla del encanto, historia sin muertes, violencia y sin derramar una sola gota de sangre.

La lucha fue de corazón, no por solamente ir en coro para la calle fortaleza y del Cristo, o llegar a la gran marcha en el expreso Las Américas, que ni la lluvia paró ese grito unísono de rechazo a quienes creía les serviría y tenía amor por los suyos, el pueblo, su gente y no era cierto, le falló.

Luego de conocerse el contenido del controversial chat de 889 páginas de Telegram a través del excelente trabajo del Centro de Periodismo Investigativo CPI, este pueblo exigía a viva voz y con gallardía la renuncia del gobernador de Puerto Rico, doctor Ricardo Rosselló Nevares y lo lograron. Que bravos son.

Donde en ese chat además de las burlas, a distintas comunidades, se escribió para humillar y mofarse de quienes no estaban de acuerdo con sus formas de pensar y qué decir las burlas hacia los muertos tirados en el piso en ciencias forenses.

Eso fue muy fuerte no solo para los que perdieron familiares durante María, sino que tocó las fibras de una isla resentida aún por esos azotes del fenómeno que partió por el medio a Borinquén, que intenta levantarse y eliminar toldos azules aún en hogares puertorriqueños.

El mandatario junto a funcionarios escribió comentarios homofóbicos, misóginos, compartieron información confidencial, era un grupo para burlarse de comunidades, personas y conectados en horarios de trabajo.

Vivimos día a día esas manifestaciones, esas luchas, donde las banderas políticas no se vieron nunca, solo ondeaba la de Puerto Rico, en todos los tamaños, eso estuvo para pelos.

Se unieron a estas protestas contundentes, artistas de todos los géneros, entre ellos hasta la hermosa poesía,

muchísimos jóvenes y eso es muy relevante, pues demostraron que sí les importa su futuro, su país y que sus gobernantes hagan las cosas correctamente, pues ya observé en Puerto Rico, un despertar con agallas, una juventud que también demostró que no todo está perdido y que defiende lo que heredarán.

Protestaron inmigrantes, adultos, viejos, maestros, centrales, sindicales, motoristas, universitarios que reclamaban no solo por las ofensas a la mujer, protestaron por el futuro de sus hijos, nietos, por sus derechos y dignidad como pueblo.

Todas esas protestas y manifestaciones, pudieron haberse evitado, si desde que Rosselló, pidió perdón, lo segundo era renunciar y se apegaba con terquedad a su silla más y más cada día, asunto que fue enfureciendo al pueblo que no paró de exigir “que se vaya”.

Con la esperada renuncia de Rosselló Nevares, concluyen días de amaneceres en velas, tensiones, angustias, pérdidas económicas y el sufrimiento de un pueblo indignado, dolido, viendo como los recursos del Departamento de Educación y salud, retiro, fueron desviados, en momentos que aún Puerto Rico, no se repone del embate del huracán María.

De no haber renunciado anoche, hoy iniciarían al gobernador en la Cámara de Representantes el cascareado proceso de residenciamiento, que se trata de un juicio político para destituir al ejecutivo y debe iniciar en la misma Cámara.

El gobernador porque aún lo es constitucionalmente, ante de presentar su renuncia, enumeró sus logros de gobierno, obviando que varios de sus funcionarios fueron arrestados recientemente por corrupción, a nadie les interesó esa parte, era la esperada renuncia lo que ansiaban, con temor a que el gobernante diera un cambio de luz inesperado y expresara que deseaba concluir su cuatrienio, que nos dimos cuenta, era su intención.

Rosselló Nevares, él es el gobernador número 11 de Puerto Rico y el único que no pudo concluir su mandato, en tanto que la Secretaria de Justicia licenciada Wanda Vásquez, es la primera en la historia de la isla en ser nombrada gobernadora no electa por el pueblo.

Entonces en el tintero queda la pregunta.

¿Qué hará la Cámara de Representantes con el informe recibido de parte de los 3 juristas que evaluaron el contenido del chat de Telegram, coincidiendo que en el mismo hubo comisión de delitos?

Con todos estos escándalos del gobernador, la crisis en la economía de la isla, empeora, la imagen de Puerto Rico está muy afectada, les toca como país reorganizar primero su gobierno, para echarlo andar y sacarlo de este estancamiento en todas las dependencias principales, salud, educación, retiro y esa Junta de Supervisión Fiscal, que no les saca el guante de la cara, ahora dirán con más fe ” Puerto Rico no sabe manejar sus finanzas”.

Hay en el pueblo de Puerto Rico, una gran desconfianza en sus funcionarios, por sus hurtos al erario que les pertenece, el trabajo por delante es arduo.

Se necesitan funcionarios que restauren esa fe perdida, servidores públicos comprometidos, que piensen en los mejores intereses del pueblo, que es quien le da su voto de confianza e igualmente les pueden ofrecen otro sufragio de castigo, para las elecciones del 2020.

Simplemente el pueblo de Puerto Rico, se expresó y se escuchó hasta en cielo.

Justicia, por los muertos del huracán María.

 

Dominga Valdéz

Periodista | domingavaldez@gmail.com