Aíslan en cárceles a pandilleros acusados del asesinato de Lesandro Guzmán

NUEVA YORK. El Departamento de Correcciones (DOC) decidió aislar en un pabellón fuera de la población carcelaria general en la prisión de Rikers Island en Queens a los pandilleros de Los Trinitarios, acusados por el asesinato del estudiante dominicano Lesandro Guzmán Feliz (Junior) en El Bronx, el 20 de junio.

Según el tabloide NY Post, los acusados comenzaron a recibir amenazas creíbles de que serían objeto de represalias y hasta de linchamientos de parte de otros presos, por lo que las autoridades tomaron la medida precautoria.

El NY Post reveló que, de acuerdo a sus fuentes, los acusados también tienen protección especial, para tratar de evitar que sean atacados.

Los detalles sobre las amenazas no fueron especificados.

Algunos están recluidos como preventivos en Rikers Island y los demás en otras cárceles que no fueron nombradas.

Cada vez que uno de ellos es trasladado, los demás reclusos se ponen en espera, lo que ha obligado a que los sospechosos sean acompañados por varios oficiales de corrección y un capitán que filma la transferencia en video, le dijo la fuente al tabloide local.

Dos de los acusados ​​fueron arrestados en El Bronx, mientras que otros seis cayeron durante un fuerte operativo del FBI y policías locales en Paterson (Nueva Jersey), después de ser ubicados en una casa en la que se escondían.

 

Aíslan en cárceles a pandilleros acusados del asesinato de Lesandro Guzmán
Se niegan a testificar en la corte

Siete de los ocho pandilleros trinitarios se negaron ayer lunes a testificar ante un Gran Jurado en la Corte Criminal de El Bronx, cuando fueron instruidos de múltiples cargos por primera vez desde que seis de ellos fueron arrestados en Nueva Jersey y dos en Nueva York.

Dos de ellos, Elvin García y José Tavarez renunciaron a su derecho a ser procesados ante un juez y cuatro se declararon “no culpables”.

Leandra Feliz, madre de Lesandro, que estuvo presente y fue escoltada por varios detectives de la fiscalía, dijo al salir del tribunal que fue muy difícil el momento en el que tuvo que verles las caras a los asesinos de su hijo.

Joniki Martínez, acusado de haberle dado el machetazo letal que cortó la garganta del muchacho, fue uno de los que se negó a testificar.

Los siete enfrentan cargos por asesinato en primer y segundo grado, homicidio involuntario, asalto y ataque armado en pandillas en relación con el asesinato del estudiante.

Kelvin Álvarez, otro de los acusados, no asistió la corte debido a una cirugía en la herida que se hizo mientras apuñalaba al estudiante, dijeron los fiscales.

Los acusados tendrán que regresar a la corte el próximo 16 de este julio.

Continúa luto

Mientras se desarrollaba la audiencia en el tribunal, una multitud seguía llegando frente a la bodega desde donde Lesandro fue arrastrado por los pandilleros para asesinarlo afuera.

Un nuevo mural dibujado por un artista local de graffitti, fue pintado en una de las paredes de la cuadra.

Cientos de velas, velones y mensajes escritos, además de fotografías de Junior, siguen sumándose al gigantesco altar improvisado, levantado por la comunidad en la escena del brutal homicidio, ocurrido el miércoles 20 de junio.

Por Miguel Cruz Tejada

 

Latino News

info@latinonewspa.com