Crisis de credibilidad afecta a policía de Filadelfia

Por Polón Vásquez

Pvasquez3570@yahoo.com

FILADELFIA, PA—Una crisis de credibilidad de graves proporciones amenaza la integridad de la policía de Filadelfia, por el escándalo que afecta a muchos de sus miembros por su accionar en las redes sociales en las últimas dos semanas.

Éste caso es tan grave que el Fiscal de Distrito de Filadelfia, Larry Krasner, dijo que su oficina está evaluando si agregar policías en la base de datos a una lista para limitar y/o prohibir el testimonio de los oficiales.

Según una información de primera plana, publicada esta semana por el semanario *Impacto Latín News*, que se edita en Filadelfia, cuya edición (Del 8 al 14 de agosto de 2019) está circulando en varios sectores de la comunidad.

La publicación indica, que siete policías de la ciudad cuyas publicaciones racistas y ofensivas de Facebook fueron catalogadas en una base de datos en línea, han renunciado en las últimas dos semanas, informó el miércoles el Departamento de Policía de la ciudad.

El capitán Sekou Kinebrew, portavoz de la policía, informó que las restricciones de la legislación laboral le impidieron confirmar si esos siete oficiales estaban entre los 13 a quienes el comisionado de policía Richard Ross dijo el 18 de julio que serían despedidos luego de 30 días de suspensión.

Los oficiales y sus fechas de renuncia son; Oficial Jesús Cruz, 18 de julio; Oficiales Anthony Acquaviva, Robert Bannan y Thomas Young, 19 de julio; Oficial Joseph Fox y el sargento Michael Melvin, 22 de julio y Oficial Edward McCammitt, el 23 de julio.

El escandalo policial ocurrido en Filadelfia, ha atraído la atención nacional y el mismo ha sido denunciado por numerosos medios de comunicación locales, regionales y nacionales.

Al anunciar los despidos previstos, el mayor número de oficiales despedidos en algún momento en la historia reciente de la ciudad fraternal, Richard Ross se paró junto al Alcalde Jim Kenney y dijo que 56 oficiales adicionales enfrentarían acciones disciplinarias que van desde una reprimenda hasta una suspensión no pagada de 30 días.

Ésta fue la respuesta más significativa hasta el momento a la publicación el 1 de junio del *Plain View Project*, una base de datos compilada por abogados defensores que cataloga las publicaciones en Facebook presuntamente hechas por oficiales en Filadelfia y otras siete jurisdicciones como; York, Pennsylvania, Phoenix; Dallas, San Louis; Twin Falls, Idaho, Denison, Texas; y el condado de Lake, Florida.

La base de datos incluía publicaciones de unos 330 policías activos de Filadelfia, mucho más que los otros departamentos analizados por los defensores.

En junio, unas 150 personas protestaron frente a la sede de la policía, diciendo que querían que todos los oficiales de la ciudad incluidos en la base de datos fueran encerrados, si no despedidos.

En su anuncio el 18 de julio, Richard Ross pareció referirse a una publicación de mayo de 2016 de Cruz, quien compartió en su página de Facebook una noticia televisiva sobre los oficiales rompiendo una pelea en Filadelfia y escribió encima de su publicación: *Malditos animales, deberían de partirles…*.

Cruz fue señalado por el *Proyecto Plain View* por haber realizado 36 publicaciones cuestionables, incluidas 29 que mostraban parcialidad y ocho que supuestamente apoyaban, defendían o hacían referencia a la violencia. Su salario de 2018 fue de $78,337, según los registros de nómina de la ciudad.

Observado de cerca, éste terrible panorama policiaco de Filadelfia, podemos decir, la gravedad del desorden e indisciplina que afecta por ahora, ese Departamento.

Ahora, sabemos porque la deficiencia de los oficiales en el desempeño de sus funciones en las calles de la histórica ciudad.

Latino News

info@latinonewspa.com

Deja un comentario