Empresario dice que en República Dominicana los servicios de salud son un desastre

READING, Pensilvania.- Un empresario dominicano residente en los Estados Unidos manifestó que en más de 18 años de gobierno  del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) la salud pública del país caribeño ha sido un completo desastre, destacándose entre otros males el alto índice de mortalidad de pacientes y falta de equipos y medicamentos en los hospitales.
Nelson Espinal indicó que los niveles de calidad de la salud en la República Dominicana son muy bajos, a lo que se suma el elevado costo de los medicamentos y la falta de recursos en los hospitales. “Un paciente llega al hospital, es examinado y tiene que comprar sus medicamentos, de modo que si no tiene dinero, simplemente regresa a su casa a acostarse hasta que Dios quiera”, dijo.
Citó que el país presenta una de las más altas tasas de mortalidad materna: 119 muertes por cada 100.000 nacimientos vivos, por lo que ocupa el cuarto escaño en la región con muertes por esta causa, según datos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).
En los últimos años –dijo Espinal– en República Dominicana han muerto miles de niños menores de cinco años por la baja calidad de los servicios de salud. Citó a Sputnik Alba Reyes, coordinadora de Alianza por el Derecho a la Salud (ADESA), de que “el país ocupa el segundo lugar con más alto índice de mortalidad infantil en el continente después de Haití. La mala atención también impacta en la mortalidad materna: sólo en 2017 fallecieron 188 parturientas por la incapacidad del sistema de salud y de seguridad social”.
Nelson Espinal es administrador general de uno de los más grandes supermercados de la Ciudad de Reading, Pensilvania, también tiene inversiones tanto en Estados Unidos como en la República Dominicana, país que visita regularmente.
Espinal se refirió a una denuncia hecha en el 2017 por el Colegio Médico Dominicano, que acusó al Gobierno del presidente Danilo Medina de tener el 90% de los hospitales en condiciones desastrosas. “El Dr. Waldo Ariel Suero dijo que el gobierno no ha entendido que la salud debe ser una prioridad, y cuestionó la precariedad de insumos médicos y medicamentos, hecho que dificulta atender adecuadamente a los pacientes que acuden a los hospitales”.
Espinal hizo énfasis a que estamos en vísperas de las próximas elecciones nacionales y los políticos que aspiran a cargos electivos tienen el deber se referirse a la crisis sanitaria y decir qué harían para solucionarla. “Deben de sumarse a ellos, las iglesias, los sindicatos y los empresarios, que deben de entender que el pueblo y sus trabajadores tienen el derecho a gozar de una salud digna”, concluyó.

Latino News

info@latinonewspa.com