Tres supuestos traficantes de armas y drogas presos en condado Montgomery

Por Polón Vásquez

Pvasquez3570@yahoo.com

MONTGOMERY, PA–Las autoridades policiales del condado Montgomery, arrestaron esta semana a dos hombres y una mujer en relación a la venta de armas y drogas en esa comunidad al norte de Pennsylvania.

Los presuntos implicados fueron identificados como Gaime Michael, Philip Jensen y Mónica Kumpf, quienes han sido acusados ​​de operar una organización de tráfico de armas, adquirir municiones para terceros y distribución de drogas, en el condado Montgomery.

El martes, la Policía anunció los arrestos de Gaime Michael, de 25 años, del norte de Gales, Philip Jensen, de 31 años, y Monica Kumpf, de 31, ambos de Blue Bell.

Los investigadores dijeron que los sospechosos participaron en compras de armas, con la intención de venderlas a otra persona.

Los tres, supuestamente, compraron 11 armas de fuego en cuatro diferentes tiendas de armas de Montgomery y trataron de comprar seis más entre el 23 de abril y el 3 de mayo.

Michael y Jensen le dieron a Kumpf dinero, transporte, y las marcas y modelos de armas que necesitaban, para que ella las comprara, dijo la Policía.

Kumpf era la única persona, de los tres, que podía comprar y poseer armas de fuego de manera legal, según los investigadores.

La Policía dijo que Michael y Jensen entrenaron a Kumpf sobre cómo actuar y qué decir al comprar las armas a suplidores de armas con licencia federal.

Los dos hombres la compensaron proveyéndole alojamiento temporal y metanfetamina que luego vendió, según los investigadores.

“El único propósito de este tipo de organización es ganar dinero al poner las armas de fuego en manos de personas que no pueden comprarlas y poseerlas legalmente por su cuenta”, dijo el fiscal de distrito de Montgomery, Kevin Steele.

“Eso debería preocupar a todos los ciudadanos, especialmente porque este grupo se centró en obtener pistolas Mini Draco AK-47, una versión más pequeña de un AK-47 que se fabrica en Rumania. Es un arma semiautomática pequeña y fácil de ocultar”, dijo Steele.

Una de las tiendas de las que supuestamente Kumpf le compró armas fue American Arms and Ammo en Colmar, Pensilvania.

Charlie McIntyre, el gerente de la tienda, dijo que llamó a la Policía luego de la transacción por segundo día consecutivo a fines de abril. “Básicamente las armas pagadas en efectivo que estaba comprando y lo rápido que lo estaba haciendo”, dijo.

El consejo de McIntyre inició una investigación que finalmente condujo al arresto de los tres sospechosos. “No podemos seguir dejando que las personas equivocadas tengan armas de fuego o todos vamos a perder nuestros derechos a las armas de fuego”, dijo McIntyre.

Latino News

info@latinonewspa.com

Deja un comentario