El telescopio Hubble halla una galaxia casi tan vieja como el Universo

Europa Press
Madrid

El telescopio Hubble ha descubierto una galaxia enana a 30 millones de años luz de distancia de casi la misma edad que el Universo mismo.

El hallazgo, revelado de forma fortuita durante el estudio de las estrellas más antiguas del cúmulo globular NGC 6752, se presenta en la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society: Letters.

El objetivo de las observaciones de estos científicos era utilizar las estrellas del cúmulo ‘NGC 6752’ para medir la edad del cúmulo globular, pero en el proceso hicieron un descubrimiento inesperado.

En los bordes exteriores del área observada con la cámara ACS del Hubble, se veía una colección compacta de estrellas. Después de un cuidadoso análisis de su brillo y temperatura, los astrónomos concluyeron que estas estrellas no pertenecían al cúmulo, que forma parte de la Vía Láctea, sino que estaban a millones de años luz más distantes.

El recién descubierto vecino cósmico, al que han apodado ‘Bedin 1’ los astrónomos, es una galaxia de tamaño modesto y alargada. Mide solo alrededor de 3.000 años luz en su mayor extensión, una fracción del tamaño de la Vía Láctea. No solo es pequeño, sino que también es increíblemente débil. Estas propiedades llevaron a los astrónomos a clasificarla como una galaxia esferoidal enana.

‘FÓSIL VIVIENTE’
Las galaxias esferoidales enanas se definen por su pequeño tamaño, baja luminosidad, falta de polvo y viejas poblaciones estelares. Ya se sabe que existen 36 galaxias de este tipo en el Grupo Local de Galaxias, 22 de las cuales son galaxias satélite de la Vía Láctea.

Si bien las galaxias esferoidales enanas no son infrecuentes, ‘Bedin 1’ tiene algunas características notables. No solo es uno de los pocas esferoidales enanas que tiene una distancia bien establecida, sino que también está extremadamente aislada. Se encuentra a unos 30 millones de años luz de la Vía Láctea y a 2 millones de años luz del anfitrión de la galaxia grande plausible más cercana, ‘NGC 6744’. Esto hace que posiblemente sea la galaxia enana pequeña más aislada descubierta hasta la fecha.

A partir de las propiedades de sus estrellas, los astrónomos pudieron inferir que la galaxia tiene alrededor de 13.000 millones de años, casi tan antigua como el Universo mismo. Debido a su aislamiento, que resultó en casi ninguna interacción con otras galaxias, y su edad, ‘Bedin 1’ es el equivalente astronómico de un ‘fósil viviente’ del Universo primitivo.

El descubrimiento de ‘Bedin 1’ fue un hallazgo verdaderamente fortuito. Muy pocas imágenes del Hubble permiten que se vean objetos tan tenues, y cubren solo una pequeña área del cielo. Los futuros telescopios con un gran campo de visión, como el telescopio WFIRST, tendrán cámaras que cubren un área mucho más grande del cielo y pueden encontrar muchos más de estos vecinos galácticos.

Latino News

info@latinonewspa.com